¿Antojos de embarazo?

La mayoría de las mujeres cambia su dieta durante el embarazo, por consejo de su médico, por creencias tradicionales o por el cambio den las preferencias de alimentos y el apetito. Las evitaciones de alimentos pueden o no reflejar la elección consciente de la madre por eliminar o incrementar algunos alimentos durante su embarazo. A veces se trata de una aversión por el olor, ya que se potencia la percepción de los aromas, una alteración de la respuesta nauseosa en particular o por las molestias gástricas habituales.

Los antojos y las aversiones son urgencias potentes por tener o evitar alimentos, incluidos aquellos antes los que las mujeres no están embarazadas. Los alimentos que son motivos de antojo con mayor frecuencia son los dulces y los productos lácteos o los alimentos ya preparados. Las aversiones más frecuentes son al alcohol, al café y oras bebidas con cafeína, y las carnes. No obstante, tanto antojos como aversiones no se limitan a un alimento o un grupo de alimentos en particular, y pueden tener efectos perjudiciales, por lo que es necesario explorarlos a fondo.

Por ejemplo, una mujer que tiene pica en el embarazo ( consumo de tierra, arcilla, almidón, papel, hielo) puede estar asociada a una malnutrición o una deficiencia escencial como el calcio o el hierro provocando una ingestión de sustancias no nutritivas.

Es vital el acompañamiento nutricional clínico durante la etapa de embarazo, así como la evaluación ginecológica durante todo el proceso.

Recent Posts
0