Plan para dejar de fumar

El humo del tabaco reduce la capacidad de oxigenación de la sangre, favorece la aparición de enfermedades cardiovasculares ( infarto al miocardio), bronquitis, enfisemas, úlceras del estómago, úlceras de intestino y perturbaciones del sistema nervioso.

¿Quieres dejar de fumar? Esta lista de opciones te puede ayudar a lograr tu meta.

  1. En primer lugar haz una lista de todos los aspectos negativos y positivos que el tabaco te puede proporcionar.
  2. Establece una fecha para dejar de fumar.
  3. Al dejar de fumar hazlo con la convicción de que lo vas a lograr.
  4. Comer muchas verduras y menos hidratos de carbono te ayudará a mantener tu peso.
  5. Retira de tu casa todo lo que te pueda recordar el fumar ( cenicero, encendedor, etc.)
  6. Evita lugares en donde estés rodeado de humo de tabaco.
  7. Haz ejercicio, camina, practica deporte.
  8. Si sientes ganas de fumar, lávate los dientes, ayudará a mantener tu aliento fresco y modificará la emoción.

La dependencia química para dejar el tabaco es una de las más fuertes y demandantes, el organismo solo es capaz de deshacerse del 70% de nicotina y alquitrán por medio de eliminación como el sudor, la orina y otros, el 30% restante queda impregnada en el pulmón. Al dejar de fumar estarás re estableciendo el tejido pulmonar y mejorará la calidad de tu sangre ya que estará mucho mejor oxigenada.

 

poster

 

 

Como combinar las frutas

¿Sabías que hay diferentes tipos de frutas?

¿Y que su combinación puede ayudarte a bajar más rápido de peso? Este estudio se llama trofología, que es la ciencia que nos enseña a cultivar o restablecer la salud mediante una alimentación adecuada a las necesidades de nuestro cuerpo. Saber alimentarse es condición indispensable para conservar y también para recuperar la salud.

En efecto, como higiene la alimentación natural es medio seguro para evitar enfermarse, porque, dependiendo todas las funciones orgánicas de la calidad de la sangre y, siendo ésta producto de la nutrición general y especialmente de la digestión, los alimentos adecuados producen sangre pura con tejidos y órganos sanos, al paso que la alimentación inadecuada impurifica la sangre y altera las funciones orgánicas, una buena opción para empezar un programa de desintoxicación es seguir estas reglas de frutas.

1. Frutas Acidas: Piña, mandarina, naranja, limón, granada, níspero, ciruela, cidra, lima, membrillo, cerezas, etc.

2. Frutas semi – ácidas: Persimo, manzana, maracuya, mango, guayaba, pera, melocotón, uva fresca, carambola.

3. Frutas Dulces: Plátano, higo, papaya. dátil, caña de azúcar.

5. Frutas Hídricas: Sandía y melón.

Frutas ácidas

Frutas semi ácidas

Frutas Dulces

Frutas Ácidas

Combinación Libre 

  Combinación aceptable

 Combinación no deseable 

Frutas semi ácidas

 Combinación aceptable

 Combinación Libre 

  Combinación aceptable

Frutas dulces

 Combinación no deseable 

 Combinación aceptable 

 Combinación Libre 

 

Pan árabe integral

Hacer tu propio pan puede ser tanto divertido como emocionante, con esta receta aprende a hacer tu pan y disfrútalo aun mas cuando lo comas.

Necesitaras:

  • 1 cucharada de levadura activa disuelta en 3 tazas de agua caliente
  • 3 tazas de harina
  • 3 tazas de harina integral
  • 1 ½ cda de sal gruesa
  • 1 cucharada de azúcar

Modo de preparación:

  1. Agregar el azúcar a la levadura y asegurar que esta burbujee, deje que se active por 5 minutos.
  2. Mezclar en un bowl grande el harina y el harina integral. Agregar la sal.
  3. Hacer un hoyo en el medio de la harina y vierta la mezcla de levadura. Mezclar y con las manos comenzar a amasar la masa.
  4. Colocar la masa en una superficie limpia espolvoreada con harina y trabaje la masa por 3-5 minutos hasta que esté elastica y ya no se pegue a las manos.
  5. Colocar la masa en un bowl limpio y cubrir con una toalla humeda. Permitir que la masa cresca por 1 hora a temperatura ambiente.
  6. Tomar la masa y divida en cuatro. Mientras trabaja cada cuarto mantenga el resto de la masa bajo la toalla humeda para evitar que se seque.
  7. En una superficie limpia espolvoreada con harina divida un cuarto en cuatro bolitas. Con un rodillo aplanar cada bolita para que llegue a tener aprox 8-10 cm de diámetro. Colocar los panes en una charola para hornear con mucho espacio entre cada pan. Hacer esto con toda la masa.
  8. Cubrir las charolas para hornear con una toalla humeda y permitir que cresca el pan por 15 minutos más. Mientras pre caliente el horno a 260 grados centígrados.
  9. Hornear el pan por 4-5 minutos. No deje de supervisarlos ya que es facil que se quemen los panes. Retirar del horno una vez que se hayan esponjado los panes y permita que se enfrien.