¿Como tener niños saludables?

WOW. Esas preguntas de consulta que me mueven toda y que me hacen hacer listas de organización. Nunca lo he vivido. No soy mamá y me imagino que ha de ser un trabajo que merece toda mi admiración y respeto, pero me parece que muchos muchos de los hábitos que traen mis pacientes adultos pudieron ser tratados de chiquitos, pues es ahí donde aprendemos las bases de lo que será nuestro futuro (como dice mi mamá “infancia es destino”).

Ahora bien, ¿por donde empiezo? ¿le doy todo orgánico? ¿escondo los dulces de las fiestas? ¿le hago detox de jugos o le cuento las calorías que hace cuando esta en natación? Ninguna de las anteriores. Como decía el sombrerero loco en Alicia en el país de las maravillas: empieza por el principio.

  1. AGUA – Para mi, la base de la vida es el agua, así que me parece lógico empezar ahí. ¿que no es una de las primeras palabras que dicen los bebés al empezar a hablar? Darle agua cuando tenga sed mejorará su capacidad de autoconocimiento, de saber si tiene hambre o sed. Dar agua en vez de cualquier otra bebida a cualquier hora del día mantiene a los niños *y adultos hidratados, ayuda a la que la sangre llena de nutrientes fluya mejor por las venas y realice todas las tareas que tiene pendientes. Acuérdate, agua, agua agua.
  2. APRENDER A CONOCERSE – Los niños tienen un contacto impresionante con sus emociones, dejemos que sean ellos quienes nos digan que pasa, ¿tienes hambre? es una pregunta completamente válida, ¿quieres comer por que estás aburrido? otra aliada que ayudará a descubrir ansiedad, aburrimiento y emociones escondidas. Explícale como se siente el hambre, muchas veces es más aburrimiento que hambre.
  3. DAR EL EJEMPLO – No trates de darle a tu hijo papaya o apio si tu le haces caras en la casa, la relación que puedas tener tu con la comida será la que ellos imiten, copien y valoren. ¡Familia sana! 🙂
  4. NADA PROHIBIDO – Hay que enseñar que se puede comer de todo, siempre y cuando sepamos cuanto y en que momento se come, esta opción es útil para fiestas infantiles, abuelitos, tias que dan chocolates y doctores que regalan paletas después de la consulta jijiji
  5. JUEGA – Deja que se relacione con los alimentos, que sepa como se siente el brócoli, como se deshace la pasta en las manos, como la sandía tiene esa textura fresca y azucarada. Dejarlo que explore mejorará su relación con la comida. No pasa nada si come piña con aguacate, no por que tu creas que hay sabores o comidas que no se juntan significa que no sepan bien. ¡Deja que te enseñe! 🙂
  6. “COMIDA PARA NIÑOS” – ¿Y si pensamos que la comida sana es para todos? Quien sabe en que momento empezamos a creer que los nuggets y las frituras eran para niños, mejor enséñale que comida para niños es comida saludable, colorida y divertida.

Yo empezaría por estos 5 pasos, acuérdate que le estas dando la base para que un día sea un adulto saludable, para que tome mejores desiciones y para que tengamos un país que no sea el primer lugar en Obesidad Infantil.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *